top of page
PNG NUEVO UNTABLE CONTENIDOS LOGO.png
  • Foto del escritorUntable Magazine

Pistas para mover el cuerpo.

Cómo convertir tu balcón o patio en un circuito para jugar.


Todos necesitamos descargar energía y mover el cuerpo. Untable Magazine te propone armar pistas para tu nena o nene, en tu balcón, terraza o patio. Solo necesitás tizas de colores y algún infante de entre 4 a 6 años con ganas de saltar y correr. ¡Te asegurás horas de diversión al aire libre!


Antes de hacer los circuitos

El espacio a intervenir debe ser seguro (sin objetos con los que los chicos puedan lastimarse si se caen o si se resbalan). Si el espacio tiene barandas, chequear que sean muy seguras.


Cómo diseñarlos


Súper simple: dibujá con tizas sobre el piso, o bien usá cintas de papel (de pintor).


• Circuitos ondulados: trazá con una tiza formas unduladas amplias (una buena medida es el radio de tu brazo) que permitan recorrer todo el espacio disponible. Procurá que las líneas no queden muy cerca de las paredes o barandas. Para niños pequeños (3 años) conviene que las curvas sean abiertas, para niños más grandes (4-6 años), podés hacer curvas más cerradas.


• Caminos: hacé caminos con formas geométricas u onduladas. Deben tener un inicio (punto de partida) y un final (punto de llegada, que podés representar con un corazón, fruta o carita). Ideal para espacios reducidos.


• Laberintos: para los más grandes, podés trazar un laberinto con una entrada y una salida, o con un objetivo en el centro.

• Pisadas: si tenés baldosas, aprovechá la grilla del piso. Pedile a tu nena o nene que se pare con los dos pies juntos, y trazá la silueta de las zapatillas como punto de partida. Luego, pedile que salte y caiga con los pies abiertos (sin exagerar). Así obtendrás la medida justa. Seguí trazando cada movimiento.


• Aros: dibujá círculos, para que puedan saltar como si pisaran rocas en un río. O dibujá flores, y que vayan saltando como una abeja, de flor en flor.


Niveles de complejidad


• Según la edad o las características del niño o niña, podés sumar desafíos: flechas que indiquen sentidos, o colores que permitan distintos recorridos del mismo circuito (por ejemplo, pisar solo el color amarillo, y no el color verde).


• Cuando tengas formas cerradas (círculos, rectángulos, triángulos), jugá con consignas como adentro/afuera.


• Las nenas y nenes más chiquitos (2-4 años) pueden usar los circuitos como pistas para los autitos.


• Los más grandes (6-7 años) pueden hacer circuitos más complejos, con zonas donde hacer un roll, caminar para atrás, rodar, saltar con un solo pie. Armá “estaciones” dentro del circuito donde puedan parar y cambiar la consigna. Indicalas con palabras: “roll”, “caminar para atrás”.


• Usar siempre zapatillas.

• Hacé participar a los chicos. Pueden ir repasando con una tiza de otro color las formas que vas haciendo.

• Decorá los circuitos con dibujos temáticos: el mar (peces, olas, corales, cangrejos, tiburones ¡cuidado!); la ciudad (casitas, edificios, autos, semáforos); la montaña (ríos, piedras, árboles, animalitos).

• Si usás cinta de pintor, recordá que al día siguiente es difícil de remover. Te conviene retirarla el mismo día, luego de jugar.

• Estas pistas pueden mantener entretenidos con cierta autonomía a los chicos. ¡Aprovechá para leer otras notas de Untable Magazine desde tu celular!


Por Victoria Villalba, para Untable Magazine

Comments


bottom of page