top of page

Reseñas y textos curatoriales.

¿Cómo escribo?

 

Te comparto algunos textos de mi autoría.

TEXTO CURATORIAL

 

DIÁLOGO CON EL TIEMPO

Por Victoria Villalba

Sobre la exhibición individual de la artista Marila Tarabay (Argentina) en el MACA de Junín (Museo de Arte Contemporáneo Argentino).

Marila Tarabay (Buenos Aires, 1979) es pintora y muralista. Esta exposición reúne un corpus de pinturas en óleo sobre tela realizadas desde 2013 hasta la actualidad. La obra Soberana obtuvo el Primer Premio en el XVII Salón Nacional de Artes Visuales de Junín en 2022. 

La obra de Tarabay comenzó a florecer luego de que la artista sufriera dos graves accidentes pintando murales. El primero fue en 2013, cuando se quebró una clavícula. El segundo fue en 2014, cuando se le rompieron varias de sus vértebras, quedando encorsetada durante varios meses. Por entonces, su preocupación era si alguna vez podría volver a pintar como antes –confirmando así su irrenunciable vocación artística.

Los espacios cotidianos que aparecen en sus pinturas –la cocina, el jardín, el escritorio– representan mucho más que escenarios: protagonizan la escena, tienen entidad e identidad, se erigen como un autorretrato. Por su parte, los cuerpos no-hegemónicos de sus obras siempre están desnudos, incluso con la ropa puesta. Son un espejo que nos devuelve una imagen íntima, personal, política sobre las maneras de habitar el propio cuerpo.

Podemos detectar la acumulación de los minutos, las horas, los días sobre la mesa. Cada escena encierra muchas escenas en su interior. Cada pintura encapsula el paso del tiempo. La identidad recorre el espacio, deja su huella, toca, mueve, come, bebe, se enamora.

¿Por qué peleamos con nosotros mismos? ¿Cuánto nos cuestionamos? ¿Cómo nos miramos? Las figuras enfrentadas nos convocan a observarnos frente al espejo. Somos esa figura opuesta y complementaria.

La vida, al igual que la naturaleza, es cíclica: estamos en un continuo florecer y marchitar. Esta muestra nos lo recuerda con obras que nos disparan directo a la cabeza o al corazón.

 RESEÑA 

 

SALIR POR LA VENTANA

Por Victoria Villalba

Sobre el trabajo de la fotógrafa María de la Paz Gutiérrez (Argentina).

Como en un sueño, los recuerdos se asoman en escenarios, situaciones y pieles diferentes. En un presente fuera del tiempo, aparecen cuatro niños que se bañan, duermen siestas, espían, juegan, se lastiman. Imágenes que nos sumergen en historias confusas, en incómodos momentos íntimos familiares, donde el límite entre lo real y lo imposible parece desdibujarse. 


En el ensayo fotográfico Alfombra mágica, la artista dispara relatos que se ubican en las antípodas del arquetipo de la infancia feliz. Detrás de esas miradas serias, de esos ángeles abandonados, e incluso directamente de esos ojos vendados, se revela una niña que se divierte, ahora, tomando fotos de sus propios hijos.


Entre los animales embalsamados, las gallinas degolladas, los limones recién recolectados, la fotografía huele a naturaleza muerta, a la vez que rinde culto a la escultura con un vestido que se erige como estatua entre la bruma.


Su siguiente ensayo, Jardín de invierno, es una oda al tenebrismo que pudimos vivir en el confinamiento por la pandemia Covid-19. Cuando la vida pareció tener un paréntesis, Gutiérrez lo aprovechó con maestría caravaggista para transpolar lo cotidiano a relato de horror y de amor. 


Una vez más, en el seno de su familia, y esta vez en las entrañas de su hogar, la artista jugó con sus hijos como intérpretes para hablar del devenir de los días en el encierro, entendiendo la sucesión de los días como un eterno domingo. 


Para hablar de esto, creó y recreó imágenes perturbadoras, sugerentes y liberadoras, donde desliza posibles miedos, finales, fantasías. Nos interpela con la sutileza de las sombras de las rejas sobre los rostros, de las sábanas arrugadas por tanto ocio, del sol filtrado por las ventanas de la ciudad. Cada rincón de la casa, reconocido hasta el límite, expande sus dimensiones, inventa otras puertas y nos expulsa por la ventana.
Gutiérrez pintó, con sus fotografías, como una Artemisia Gentileschi de nuestra época, el aplastamiento del encierro, la vida endogámica, y puso –literalmente– el corazón sobre la mesa.


La economía de recursos, la ejecución inmaculada y el provocativo trabajo sobre los límites decretan una obra definitivamente hipnótica. Así, esta artista contemporánea argentina presenta a la fotografía como recurso para vivir, sobrevivir e, incluso, para maternar.

 RESEÑA 

 

CONSTRUCCIONES DE UN OBRADOR

Por Victoria Villalba

Sobre el trabajo del artista plástico Javier Pi (Uruguay).

La obra abstracta del artista uruguayo Javier Pi presenta una compleja red de fracturas, reparaciones y erosiones en su superficie, como una manera de ver el mundo y de encontrar belleza en la imperfección. 
 

Los japoneses crearon un término para nombrar esa belleza: wabi-sabi. Este concepto compuesto no tiene una traducción exacta en español, pero podríamos acercarnos a su significado, entendiendo que “wabi” es la elegante belleza de la humilde simplicidad, mientras que “sabi” es el paso del tiempo y el subsiguiente deterioro. 
 

A la indudable influencia oriental del wabi-sabi en las obras de Pi, se suma la repercusión del gran artista catalán Antonie Tàpies. 
 

Si tenemos en cuenta que “el cuadro, para Tàpies, es un activador de la contemplación, un instrumento para perturbar los hábitos perceptivos del espectador haciéndole partícipe de una realidad alternativa, oculta bajo la rutina y la alienación”*, podremos descubrir la potencia de cada obra de Pi para hablarnos sobre el paso del tiempo, el silencio y la armonía en la imperfección.
 

Podemos catalogar su arte como pintura matérica, donde los materiales “dejan de estar en función de una idea exterior a ellos mismos, para ser la idea en sí. No hay diferencia entre materia y forma, idea y lenguaje. (...) La pintura pasa de un lugar transparente, para convertirse en una superficie opaca, en un auténtico muro”**.
 

El excepcional corpus de obra de este artista contemporáneo uruguayo nos invita a encontrar la calma y la belleza en la historia de los materiales, objetos y superficies. Más que cuadros o pinturas, son construcciones y deconstrucciones donde podemos afirmarnos en la asimetría, aceptando que nada está terminado, nada dura para siempre, y nada es perfecto. 

 

* Extracto de Tàpies, Grandes pintores del siglo XXI, Barcelona, Globus, 1995.
** Extracto de Fundació Antoni Tàpies, Barcelona, 2004.

 

 RESEÑA 

 

HISTORIAS QUE NOS TRAE EL MAR

Por Victoria Villalba

Sobre el trabajo de la artista visual Lily Ferreira Erdozain (Argentina).

Como si hubiesen sido traídas por las olas del mar hasta la orilla, las obras de Lily Ferreira Erdozain nos invitan a ser contempladas por vez primera.

Allí, en esos trozos de madera recuperada, también se recuperan historias. Historias familiares, de la propia infancia, pero también de los lugareños, de aquellos que supieron habitar las tierras de Pinamar.

Los relatos biográficos se sellan sobre la textura de la madera, con la impredictibilidad de la técnica de foto-transferencia. La artista realiza una selección sugerente, donde los rostros nos convocan a dialogar con ellos y a sumergirnos en las historias que pudieron ser.

Cada pieza es irrepetible. Los troncos y las maderas de descarte, inteligentemente utilizados como dispositivos, son la confirmación orgánica de que el arte y la naturaleza pueden ir de la mano.

Así, estas obras son, además, sustentables. Provienen de la recolección que realiza la propia artista en los bosques, playas y calles de Pinamar. Es decir, la materia prima con la que trabaja ya tiene un historial, un recorrido, un pasado. 

Tomando la madera recuperada como punto de partida, Lily Ferreira Erdozain plasma imágenes que tocan nuestras emociones. La artista, además, interviene a través del dibujo y la pintura los inesperados resultados de la transferencia fotográfica, subrayando miradas, situaciones, sueños.

El resultado: fotos que se “revelan” en su contacto con la madera y que nos invitan a escuchar su verdad.
 

bottom of page