top of page
PNG NUEVO UNTABLE CONTENIDOS LOGO.png
  • Foto del escritorVictoria Villalba

Ecoparque BA. Un nuevo paseo familiar en Buenos Aires

El Ecoparque de Buenos Aires abrió sus puertas en junio de 2016, donde antiguamente funcionaba el Zoo de Buenos Aires. El concepto del nuevo parque es brindar a las familias experiencias educativas y recreativas sobre los cuidados de los animales y de los ambientes.



DEL ZOOLÓGICO DE BUENOS AIRES AL ECOPARQUE BA


En ese predio de 18 hectáreas donde funcionó el Zoológico de Buenos Aires desde 1888 a 2016, hoy hay un nuevo proyecto: el Ecoparque BA. Allí, en el pleno corazón de Palermo habitan animales que circulan libremente, como maras, patos, pavos reales.


Aún permanecen algunos ejemplares del antiguo zoológico, como las elefantas, los camellos y las jirafas. Sin embargo, el modelo victoriano de exhibición de los animales para la recreación de los visitantes no está vigente: ya no es posible ver directamente a las elefantas y a las jirafas, si bien aún viven en el predio.


Muchos de los animales exóticos no pueden ser reinsertados en su hábitat natural, porque han vivido toda su vida en cautiverio. Para ellos, se buscan opciones de derivación hacia santuarios, reservas u otras instituciones que les aseguren mejores condiciones de vida.


Así, la elefanta asiática Mara se derivó en 2020 a un santuario en el Mato Grosso de Brasil, donde encontró el espacio y el clima ideal, junto con otros ejemplares de su misma especie. Tras el éxito del viaje de Mara, hay un compromiso por derivar a Pupy y Kuky, las dos elefantas que aún viven en el Ecoparque BA. Para esto, los ejemplares deben recibir un entrenamiento que las prepare para su nueva vida fuera del ex zoológico.


Sin embargo, para otros animales el mismo traslado puede representar un grave riesgo de vida, y es por esa razón que aún permanecen en el predio, como es el caso de los camellos y las jirafas.


ENTRANDO AL PARQUE EN 2021


El ingreso se realiza por la entrada de Plaza Italia, donde se lleva adelante un protocolo para prevenir el COVID-19: toma de temperatura a todos los ingresantes, uso de barbijo, distanciamiento social de 5 metros, y capacidad máxima de 1.200 personas. El recorrido tiene un sentido único, señalizado por flechas amarillas en el piso, que finaliza en la salida sobre Av. Del Libertador.


Los visitantes locales y turistas hacen una primera parada en la letra E de Ecoparque BA, donde se toman una icónica foto como recuerdo de la visita.


Luego, comienza el recorrido por el parque, donde se puede apreciar la flora autóctona de nuestro país y observar animales en el lago Darwin, como carpinchos y patos, que nadan en un entorno que intenta simular el humedal pampeano. Según la época del año y del horario, las mariposas y los colibríes acompañan la caminata, en un circuito remodelado y puesto en valor desde su relanzamiento.


REINVENTANDO ANTIGUOS SECTORES



El anfiteatro donde antiguamente se realizaban los shows de animales marinos se reinventó como la “Plaza de las Aguas”, un espacio con juegos de aguas danzantes para que los chicos se diviertan y se refresquen. Y, al costado de este sector, una gran nueva atracción: un robot de una tortuga, de un lobo marino y de un delfín, que los mismos niños pueden hacer mover mediante un joystick. Estas esculturas en movimiento están acompañadas por infografías con más información sobre los peligros de extinción de cada especie.


Como cierre de este recorrido, una escultura de una ballena franca en escala real que lanza agua invita a seguir mojándose, y a comer algo en el nuevo patio gastronómico, con mesas al aire libre.


NUEVAS PROPUESTAS EDUCATIVAS


Las propuestas educativas de conservación de la fauna y de los ambientes están presentes en esta nueva área. Por ejemplo, los niños y niñas mayores de 8 años pueden disfrutar de una proyección audiovisual que tiene como objetivo concientizar sobre el impacto del plástico arrojado en la vía pública o en espacios naturales. La experiencia inmersiva “Ecoevolución”, sobre los desechos plásticos y su impacto en la biodiversidad, se proyecta en una pantalla 360, piso móvil y efectos 4D para conocer las problemáticas medioambientales de la Ciudad de Buenos Aires.


LO QUE QUEDA DEL ANTIGUO ZOOLÓGICO


Luego, el recorrido sigue por la isla de los monos, el tapir, los camellos, los flamencos, donde representantes del parque brindan información sobre el estado de cada especie y los proyectos del Ecoparque. Por ejemplo, en 2020 nació un tapir, Jacinto, que ni bien esté listo será liberado en su hábitat natural, en colaboración con Fundación Rewild Argentina. Esta especie está en peligro de extinción, y gracias a su reproducción en el Ecoparque, las crías de tapir podrán desarrollarse en su entorno natural, formando nuevas poblaciones.


En todo el trayecto hay una gran apuesta educativa de concientización sobre gestión ambiental, compostaje, reducción y reutilización del plástico, y energía limpia.

El Ecoparque BA es un nuevo paseo en la ciudad, un espacio para descubrir una Buenos Aires silvestre, con su flora y fauna autóctonas, con entrada libre y gratuita.

Comments


bottom of page