top of page
PNG NUEVO UNTABLE CONTENIDOS LOGO.png
  • Foto del escritorUntable Magazine

Alimentación complementaria. Aplicando BLW

Por Lucía Sabbione

Pediatra MN 141.220



La hora de la comida debe ser divertida. Dejemos que se ensucien, que experimenten.

¡Es un aprendizaje! Enseñemos a nuestros hijos a comer sano.

Ofrezcamos alimentos reales desde el primer día.


¿Qué es el BLW?

El baby led weaning (BLW), también conocido como “alimentación complementaria autorregulada” o “alimentación complementaria a demanda” es una manera de incorporar los sólidos en la alimentación del bebé sin pasar por las papillas. Con este método, el bebé se alimenta por sí mismo, utilizando sus propias manos. Nosotros sólo nos encargamos de poner alimentos sanos y variados a su alcance para que tome lo que quiera.


¿Cuáles son sus beneficios?

• Les permite mediante el uso del juego y los sentidos incorporar distintos sabores y texturas.

• Les permite descubrir colores y olores en la comida.

• Los ayuda a desarrollar la coordinación y la masticación.

• Estimula la motricidad fina.

• Los ayuda a tener una autonomía temprana en la comida, en la que el bebé come lo que necesita.

• Se los puede incluir en la mesa familiar desde el primer día.


¿Cuándo empezamos?

Cuando el bebé ya puede usar libremente sus manitos, logra una postura estable (se mantiene sentado, erguido, sin ayuda) y perdió el reflejo extrusión (ya no empuja con la lengua todo lo que se introduce en la boca), podemos sentarlo en la mesa familiar, idealmente en su sillita de comer, o a upa y comenzar con el BLW.

Recordemos que hasta los 6 meses la leche materna o leche de fórmula es el único alimento que debemos ofrecerle al bebé: tiene todos los nutrientes necesarios. A partir de los 6 meses se recomienda seguir amamantando, siempre acompañado de una nutrición saludable.


¿Cómo empezamos?

Para empezar le daremos alimentos blandos. Los alimentos se tienen que “aplastar” cuando los tomamos entre los dedos. Hay que comenzar con comidas que sean fáciles de agarrar e ir introduciendo de a poco diferentes texturas y formas.

Al principio se le puede dar alimentos machacados para que pueda “chuparlos” o agarrar de a puñaditos. A medida que vaya creciendo se pueden ir incorporando trozos blandos más grandes.



 

¿Con qué alimentos empezar?

A partir de los 6 meses, los bebés pueden comer de todo. Para tomar, se le puede ofrecer agua segura. La teta o la leche de fórmula que sigue siendo su alimento más importante hasta el año.


 

Verduras: zapallo, calabaza, papa, batata, zanahoria, palta, puerro, morrón, cebolla, berenjena, choclo, zapallito de tronco, zuchini, brócoli, coliflor. Las de hoja verde, como acelga y espinaca, también pueden pero que no deben superar el 20% del plato.

Frutas: banana, manzana, pera, melón, sandía, frutilla, ciruela, mango, durazno, damasco, naranja, mandarina. Sacar carozos y semillas duras.

Carnes: de vaca (cortes magros), pollo, cerdo o pescado (sacando todas las espinas, y nunca en lata).

Huevos: tanto clara como yema, bien cocidos.

Aceites vegetales: oliva, maíz, girasol, de coco.

Legumbres y cereales: lentejas, porotos, arvejas, avena, quínoa, arroz, polenta, trigo.



 

Visitá

www.instagram.com/

pediatra.luciasabbione/

Commentaires


bottom of page