top of page
PNG NUEVO UNTABLE CONTENIDOS LOGO.png
  • Foto del escritorVictoria Villalba

Pablo Bertuzzi. “Imagino historias que ocurren en una pizzería, el tren o un colectivo”


Pablo Bertuzzi (Buenos Aires) es diseñador gráfico por la Universidad de Palermo y artista plástico autodidacta. Dibuja desde niño, y estudió pintura con Gabriel Sainz. En 2010 armó un taller en la terraza de la casa de sus abuelos, donde su papá tenía una ferretería, y comenzó a experimentar con pintura, parsecs, madera y herramientas que tenía a disposición en la ferretería. Empezó a hacer muebles, juegos de ajedrez y esculturas. En 2014, inauguró Bertuzzi Atelier junto a su hermana, una galería de arte en Puerto Madero que además vende objetos de arte y diseño.


En las obras de tu última serie de pinturas, “Recalculando”, algunos de los protagonistas son personas de tu entorno. ¿Por qué elegís esos modelos?

Trabajo con fotos de personas que conozco porque me resulta más sencillo dirigirlos. Me imagino historias que pueden ocurrir en distintos escenarios, que también son de la vida real. En muchas de mis pinturas aparecen mi socio, mi novia, mis sobrinos.


¿Cómo influye tu formación como diseñador en tu producción artística?

El recorrido que tengo en diseño me permite armar un collage digital. Me gusta componer en la computadora hasta tener bastante resuelta la imagen final antes de ponerme a pintar.


En tus obras hay muchas escenas outdoors. Son postales con las que podemos identificarnos. ¿Qué comentarios recibís sobre tus trabajos?

Las personas que ven mis obras por primera vez muchas veces se sorprenden al encontrar espacios comunes, como son una pizzería, el tren o el colectivo. Les llama mucho la atención. Hay una conexión con el presente que vivimos.


¿Cómo estás trabajando ahora, en período de aislamiento social?

Me pasó algo particular. Estaba a dos días de mudarme cuando empezó la cuarentena y me agarró con todo mi taller ya mudado. Solamente me quedó una cartuchera con algunos lápices, un cuaderno y no mucho más. La primera semana estuve dibujando, mucho. Lo cual estuvo buenísimo porque me reencontré con el formato de cuaderno, me hizo recordar a cuando era chico. Empecé a armar ideas a partir de fotos, y comencé algunos estudios de cuadros o escenas que quiero hacer.


¿Qué tal te resultó la experiencia?

Al principio me imaginaba la situación de estar encerrado trabajando en los cuadros que tengo empezados, y me lamentaba por no tenerlos en ese momento. Sin embargo, frente a la limitación (“tengo solo estos colores, dispongo solamente de estas herramientas”), con los días dejé de combatir contra lo que me faltaba. Ahora estoy trabajando desde temprano, y me lleva todo el día. Me guardo uno de los mejores cuadernos que tengo.


Por Victoria Villalba, para Untable Magazine


Visitá

www.instagram.com/bertuzziatelier

Comments


bottom of page