top of page
PNG NUEVO UNTABLE CONTENIDOS LOGO.png
  • Foto del escritorVictoria Villalba

Fundar el silver style. Más que una tendencia, un manifiesto


Ahora el plateado es the new black. Sin embargo, cuando se trata de mujeres con canas naturales, aún subsisten mitos y prejuicios. En esta nota te compartimos testimonios de mujeres que se animaron a desafiar los estereotipos de belleza.


La aparición pública de personalidades famosas, personajes ficticios y modelos con canas en el cabello reabrieron un nuevo debate sobre los estereotipos de belleza.

Figuras como Lady Gaga, Rihanna y Kelly Osbourne, entre otras, inspiraron a que muchas personas de todos los géneros y edades buscaran un look plateado, gris, ceniza, e incluso completamente blanco en las peluquerías. De repente, el blanco comenzó a ser el “nuevo negro” (the new black).


Y en los medios se habló de una tendencia “silver hair” cuando algunas actrices internacionales como Sharon Stone, Demi Moore, Gwyneth Paltrow y Jennifer Aniston, o modelos como Kate Moss comenzaron a lucir orgullosamente su pelo con canas frente a las cámaras. Esto dio que hablar y se vivió una especie de habilitación o elogio de las canas.


No obstante, la decisión de mostrar las canas sigue siendo bastante rechazada socialmente, en especial si es tomada por una mujer, ya que muchas personas lo asocian al descuido o la vejez. Nada más lejos de la realidad: ¡seguí leyendo!, porque vamos a derribar estos prejuicios y a hablar de los verdaderos desafíos del silver hair.


DERRIBANDO MITOS


• Las canas no son signo de vejez. Porque las canas nacen en personas de todas las edades. Los cabellos blancos responden a la genética y al envejecimiento de las células que producen melanina. Con lo cual, en algunas personas las canas comienzan a aparecer en la niñez, mientras que en otras recién en la adultez. Además, ¿acaso deberíamos ocultar los signos del paso del tiempo?


• Las canas no son símbolo de dejadez. Quienes deciden lucir un silver hair, lejos de abandonarse, cuidan y cultivan su estética, con una magnífica conciencia de la imagen personal.


SOFISTICACIÓN Y BELLEZA


Llevar el pelo gris y reivindicar las canas es, definitivamente, una actitud disruptiva frente a la sociedad. Podríamos decir que, incluso, tiene algo de irreverente. Se sale del canon, del lugar común, del estereotipo.


Según los expertos, el cabello plateado no envejece, sino que ilumina los rostros y matiza las líneas de expresión. Así, es un elemento más en nuestro estilo e imagen personal, y entra en juego con los colores de nuestro vestuario, accesorios, maquillaje, perfumes.


Además, aporta belleza, sofisticación y armonía, a la vez que manifiesta la convicción de una persona con experiencia, segura de sí misma y de su identidad.

Tal vez por eso, cada vez más agencias publicitarias apuestan a contratar modelos silver para sus campañas.


Y es noticia: ahora que el cabello gris ganó las calles, las tapas de revistas y las redes sociales, no queda duda de que las mujeres con canas se ven radiantes con un cabello natural. ¡Por fin las vemos!


UN MANIFIESTO


Tras cuestionarse si se teñían por presión social, cultural, o laboral, algunas mujeres dejaron de hacerlo. Otras, abandonaron las tinturas por su toxicidad y consecuencias en el cuero cabelludo: reacciones alérgicas, caída del cabello, irritaciones oculares y de las vías respiratorias, hasta dermatitis por contacto.


El “silver style” es un verdadero estilo de vida, muchas veces acompañado de otras decisiones saludables.


LA TRANSICIÓN


La transición es el tiempo que lleva pasar del cabello teñido al cabello 100% natural, con o sin canas.


Lo cierto es que cuando se tiene el cabello teñido, comienzan a notarse las raíces, luego los largos, mientras se genera un efecto un tanto exótico, mixto, bicolor.


La clave es tener paciencia, y encontrar la mejor técnica para realizar la transición.

Una opción es cortar el cabello muy corto, y así eliminar los largos teñidos de una sola vez. Otra opción es ir cortando todos los meses un poco, jugar con los peinados, los rulos, los cortes, para ir logrando una melena media o larga completamente canosa.

El proceso dura, aproximadamente, un año... ¡Paciencia! Porque, como dicen, en un año estarás deseando haber comenzado hoy.


CÓMO MIMAR UN CABELLO SILVER


Dejar de teñirse no es sinónimo de dejar de atender el cabello, ni de dejar de cuidarse. Por el contrario, es un manifiesto saludable.


El primer punto es llevar una vida y una alimentación sanas. Las frutas, los vegetales y los frutos secos aportan los nutrientes para que el pelo crezca sano y fuerte.


Luego, hay productos de salón especialmente desarrollados para los cabellos grises o plateados. Los champús que tienen pigmentos violetas neutralizan los tonos amarillentos indeseados que pueden aparecer en las canas. Hay que ir probando marcas y frecuencias de aplicación, para mantener un tono luminoso en el cabello y lucir radiante.


Por otro lado, hay un boom de champús y acondicionadores en barra. Algunos son específicos para el cabello gris o blanco, mientras que otros no lo son, pero en todos los casos ayudan a mantener la salud capilar y del cuero cabelludo. Este tipo de champús en formato de jabón son amables con el medio ambiente, porque reducen la huella de carbono y el uso del plástico. Además, ¡son extra duraderos!


Podemos pensar cómo vamos a mimarnos ahora que ahorramos mes a mes los costos de tinturas. Podemos seguir disfrutando de la peluquería para hacernos ese corte o ese peinado que nos inspiró en Pinterest, y seguir jugando con nuestro estilo, mientras cuidamos nuestra piel, nuestro pelo y nuestra salud.


Por Victoria Villalba, para Untable Magazine


Foto de tapa: cortesía de Machadito Arte (Gabriel Machado).




Commentaires


bottom of page